ACTIVIDADES FORMATIVAS:

Cursos de Electrocardigrafía Clínica.

Cursos ECG AVANZADO.
Aforo COMPLETO

Curso de ECG nivel
Básico On Line

Cardioversión Eléctrica

¿Qué es y para qué sirve una Cardioversión Eléctrica?
Es un procedimiento que se aplica a pacientes que tienen una determinada alteración del ritmo cardiaco (arritmia) con el objeto de restablecer el ritmo normal.


¿Cómo se realiza una Cardioversión Eléctrica?
Para hacer una cardioversión eléctrica se aplica una o varias descargas eléctricas (“choques eléctricos”) a través de dos palas que se sitúan sobre el pecho, a ambos lados del corazón. Este procedimiento se denomina Cardioversión Eléctrica Externa. En ocasiones es conveniente hacer una variante del procedimiento llamada Cardioversión Eléctrica Interna, en la que el choque eléctrico se aplica internamente a través de un catéter que se introduce en el corazón a través de las venas por punción en la ingle, en el brazo o en el cuello. Dado que los choques eléctricos son dolorosos, la cardioversión se hace bajo un breve periodo de sedación profunda o anestesia general.

Aunque la duración de un choque eléctrico es inferior a 1 segundo, la preparación del paciente y el periodo de sedación o anestesia hacen que se tarde de 15 a 30 minutos en hacer una cardioversión externa. La cardioversión interna, ya que adicionalmente requiere la introducción de catéteres, puede llegar a ser bastante más prolongada (1-2 horas).

La probabilidad de devolver al corazón el ritmo normal mediante una cardioversión eléctrica es muy variable y depende del tipo de arritmia, de la duración de ésta, de la presencia o no de otras alteraciones del corazón, de factores constitucionales, etc.

Los pacientes normalmente pueden irse a casa a las pocas horas de la cardioversión, una vez recuperados de los anestésicos y sedantes, si no hay complicaciones ni otros motivos para seguir ingresado en el hospital.


¿Qué molestias y riesgos tiene?
Suele quedar una irritación o incluso a veces una pequeña quemadura en la zona de la piel donde se aplican las palas. Salvo esto, la cardioversión eléctrica electiva es en la mayoría de los casos un procedimiento bien tolerado con una tasa global de complicaciones inferior al 5%. Los pacientes con enfermedad bronquial, pulmonar o cardiaca severa pueden sufrir una reagudización de su insuficiencia respiratoria o cardiaca en relación con la cardioversión y/o con la propia arritmia. Tras la cardioversión, al quitarse la arritmia, el corazón puede no recuperar inicialmente su ritmo normal o latir a una frecuencia muy lenta; esto ocurre principalmente en pacientes que toman fármacos antiarrítmicos y puede requerir la implantación temporal de un marcapasos. Algunas arritmias favorecen la formación de trombos dentro de las cavidades del corazón que se pueden soltar e ir a distintos órganos (embolia), lesionándolos por interrumpir su flujo sanguíneo. Por ello, tras una cardioversión eléctrica existe un pequeño riesgo (1%) de sufrir una embolia a pesar de tomar todas las precauciones pertinentes. Pudiera aparecer una reacción alérgica a los fármacos anestésicos.


Los Tratamientos

Taquicardias

Bradicardias

  • Bloqueos de Rama
  • Bloqueos Auriculoventriculares

  • Otras Arritmias

    Mapa del Sitio